19 heridos tras una explosión

El estallido lo provocó una fuga de gas en un inmueble ubicado en el East Village de la ciudad estadounidense. Cuatro de los lastimados están graves.

El hecho fue originado por los trabajos de plomería que afectaron a conductos de gas, lo que generó una fuga.

Esa es la conclusión preliminar que dio conocer el intendente de Nueva York, Bill de Blasio, en una conferencia de prensa.

Según De Blasio, un equipo de la compañía de gas y electricidad que sirve a Nueva York estuvo en el lugar del hecho una hora antes de la explosión para corregir una serie de trabajos que se hicieron.

La explosión desató un incendio que a su vez derrumbó uno de los edificios y generó severos daños a otro que estaba al costado. Las llamas también se extendieron a otros dos inmuebles contiguos, todos ellos con una altura de cinco pisos.

“Escuché una explosión y sonó como un camión cayendo del cielo”, dijo un residente de la zona. “Había mucho humo y una mujer en la escalera de escape que esperaba a que el fuego se apagara para saltar”, agregó.

La explosión movilizó a un gran número de curiosos al lugar, que intentaban captar con sus móviles imágenes, aunque fuese a distancia, ya que la Policía impedía el paso mientras más de un centenar de bomberos se desplazaba de un lugar a otro y un humo negro se apoderó del cielo y el aire, obligando a algunos residentes y periodistas a usar mascarillas.

El paso fue impedido incluso a residentes de esta zona, de activa vida nocturna, que por unas horas no pudieron entrar ni salir de sus casas y algunos fueron evacuados y llevados a pernoctar a otro lugar.

El jefe de los bomberos de Nueva York, Daniel Nigro, aseguró que el incendio está controlado, pero queda “una larga noche” hasta estabilizar la situación y terminar la investigación.

Nigro también especificó que dos de los heridos graves habían registrado quemaduras en las vías respiratorias.

El jefe del servicio de emergencias de Nueva York, Joseph Esposito, informó que se habilitó una escuela adyacente para ofrecer alojamiento a los residentes de las viviendas afectadas.