El titular de la AFIP, Alberto Abad, explicó hoy que el presidente Mauricio Macri no estaba obligado a presentar en su declaración jurada su relación con una empresa radicada en Bahamas, debido a que no percibía ingresos de ningún tipo.

No puedo hablar de la situación particular de un contribuyente por el secreto fiscal“, dijo Abad a la prensa al ser consultado respecto a si el jefe del Estado debía o no informar a la AFIP sobre su participación en la empresa Fleg Traiding.

Sin embargo, recordó que las sociedades constituídas en el extranjero, sean o no off shore,están fuera de la jurisdicción nacional, y no tienen obligación de declaración fiscal ni determinativa ni informativa.

“No puedo hablar de la situación particular de un contribuyente por el secreto fiscal”

En estas compañías, los directivos que no sean socios o accionistas, solo deben hacer la declaración jurada local en caso de percibir sueldos, honorarios, dividendos o cualquier otra forma de ingreso.

“Si una persona física residente en el país, que no sea accionista de una sociedad constituída en el extranjero, y que integrando el directorio de la compañía, no perciba ingresos bajo ningún concepto, no está obligado a presentar Declaración Jurada” ante el fisco, dijo el funcionario.

Según los datos que fueron publicados ayer por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, su sigla en inglés) y por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, Macri estuvo al frente de una sociedad con su padre Franco y su hermano Mariano entre 1998 y 2009, el directorio estuvo registrado en las Islas Bahamas como Fleg Trading Ltd.