Ahora Cavallo es Gardel

La detestable imagen de un hombre que le hizo con sus decisiones mucho daño al país, parecer haber cambiado en pocos minutos, luego de sortear la decisión judicial de manera favorable.

Domingo Cavallo decidió quedarse con la plata ahorrada de millones de argentinos. Inventó un sistema nefasto donde el “corralito” financiero terminó con la vida de miles de compatriotas que vieron cómo se les arrebataba el trabajo de años.

Lo que jamás debe quedar en el olvido fue la acción que tomó la Alianza de De la Rúa y “Chacho” Alvarez para avalar en un todo la conducción de la economía en el país a este hombre entregado a los capitales extranjeros.

De ahora en más, como ocurre siempre en este país, la figura del economista cordobés pasará por cuanto canal de televisión haya en el aire para querer limpiar su nombre, pero gracias a Dios, existe una justicia divina que siempre pone las cosas en su lugar.