Alemania multaría hasta por 50 millones de euros a las redes sociales que promuevan el “ciberodio”

El ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, presentó el martes un proyecto de ley para multar a las principales redes sociales que tarden demasiado en suprimir los mensajes ofensivos y racistas que se les señale.

Según el ministro socialdemócrata, que desde hace un año negocia con los dirigentes de las grandes compañías, las multas podrían alcanzar hasta 50 millones de euros.

El proyecto necesita aún el aval de la canciller Angela Merkel y del parlamento para ser ley.

Desde hace varios meses el gobierno alemán exige a los gigantes de internet como Twitter, Facebook o YouTube, que se comprometan a suprimir comentarios ofensivos.

En diciembre de 2015 algunos de ellos, entre ellos Facebook, se comprometieron a analizar y suprimir en un plazo de 24 horas los comentarios ofensivos que se multiplican en Alemania, en particular desde la llegada de 890.000 migrantes ese año.

(Istock)

(Istock)

“No lo lograron”, declaró Maas a la prensa, basándose en datos proporcionados por la organización no gubernamental jugendschutz.net (“protección de la juventud”).

“Los mensajes no se suprimen lo suficientemente rápido. Las redes sociales no se toman muy en serio las denuncias de sus propios usuarios”, lamentó Maas.

Twitter suprimió sólo 1% de los contenidos señalados como ilegales por los usuarios en Alemania y Facebook el 39%.

El consejo central de los Judíos de Alemania, que alerta en un comunicado sobre el volumen de comentarios antisemitas o negacionistas publicados en el internet alemán, concluyó que “los compromisos sobre una base voluntaria [de las redes sociales] no desembocó en una reducción significativa de los comentarios de odio”, y pidió que internet no se convierta “en un agujero negro jurídico”.

Facebook aseguró que hace todo lo posible, pero insistió en la dificultad de cumplir con esta misión, sobre todo la de diferenciar los que es penalmente reprensible y lo que no lo es