Ataques perpetrados en México

SEIS PERSONAS, CINCO DE ELLOS FAMILIARES DE UN EX RESPONSABLE DE SEGURIDAD MUNICIPAL, MURIERON EN UN ATAQUE ARMADO PERPETRADO EN EL ESTADO DE GUERRERO, SUR DE MÉXICO, DONDE EN APENAS DOS DÍAS FUERON ASESINADAS OTRAS 12 PERSONAS, MIENTRAS EN COAHUILA HUBO DISPAROS CONTRA LAS OFICINAS DE JUECES FEDERALES.

Entre las víctimas del primer ataque hay dos menores de edad, su madre y dos hombres más, todos familiares de Silvestre Carreto González, ex titular de Seguridad Pública del municipio de Chilapa de Álvarez. La sexta víctima presuntamente fue atropellada cuando los atacantes huían del poblado de Tetitlán de la Lima.

El ataque se registró cuando la familia viajaba en un taxi desde Ahuihuiyuco hacia Tetitlán de Lima y poco antes de llegar a su destino el vehículo se metió por un camino de tierra, donde los ocupantes se bajaron y trataron de escapar corriendo, pero fueron todos asesinados, incluidos un niño de 1 año y una niña de 7.

El atropellado aún está sin identificar. En el lugar quedó el taxi quemado y una camioneta averiada, aparentemente utilizada por los atacantes.

El fiscal estatal Miguel Ángel Godínez dijo a un canal de TV que el ataque está relacionado con “el trabajo que desempeñaba Carreto González como director de Seguridad Pública”, aun que no pudo confirmar si el funcionario estaba en el lugar. La agencia Ansa lo da entre los asesinados.

“No puedo abundar sobre el tema de la investigación porque puedo afectarla; sin embargo, sí tiene que ver todo el entorno social y el modo de vida de esta persona”, insistió.

El municipio de Chilapa de Álvarez es uno de los focos rojos de violencia en Guerrero por la férrea disputa que mantienen los grupos antagónicos Los Ardillos y Los Rojos por el control del territorio, clave para las organizaciones criminales, porque se convirtió en la única ruta para sacar la amapola cultivada en la montaña de Guerrero.

El 1 de mayo pasado Ulises Fabián Quiroz, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue asesinado cuando realizaba una gira de trabajo en busca el alcaldía de Chilapa de Álvarez.

Ese mismo mes los habitantes de la región denunciaron la desaparición de 16 personas, después de que el municipio fue ocupado durante varios días por grupos de civiles armados que se identificaron como policías comunitarios.

Por esas desapariciones, la Policía Federal tomó el control de la seguridad en el municipio, lo que causó una disminución de la ola de violencia que ha vuelto a resurgir.

En la zona se registraron el domingo otras 12 muertes, de personas que presenciaban una pelea clandestina de gallos en el municipio de Cuajinicuilapa.

Este hecho dejó además 5 heridos, cuando un grupo armado irrumpió en un “palenque”, una especie de casino ilegal, en el centro de Cuajinicuilapa, en la región conocida como la Costa Chica, cerca de los litorales del Pacífico. Entre los fallecidos había dos menores de edad, según informó el parte policial.

Finalmente, hombres armados dispararon hoy desde un auto en movimiento contra un edificio que alberga las oficinas de jueces federales en la ciudad norteña de Saltillo, estado de Coahuila.

Al menos cuatro impactos de bala fueron contabilizados por las autoridades sobre la fachada del edificio y uno más sobre una ventana.

Algunos testigos señalaron haber visto un auto desplazándose por la zona y de pronto se alcanzaron a ver en la oscuridad las ráfagas y a escucharse el sonido de los disparos. Las autoridades locales activaron el “código rojo” para buscar a los responsables.

Las autoridades del estado señalaron que los disparos no provocaron heridos porque ocurrieron anoche cuando solo había en las oficinas algunos vigilantes.