Brasil: la ultraderecha invadió el Congreso a los golpes y pidieron la intervención militar

Unos 80 manifestantes de ultraderecha que piden la intervención militar en el gobierno de Brasil invadieron hoy, a golpes contra agentes legislativos, el recinto de la Cámara de Diputados, en Brasilia, para reclamar el cierre del Congreso, de acuerdo a las imágenes exhibidas por el canal oficial de la cámara baja brasileña.

Los manifestantes se congregaron mediante un grupo de Whatsappaprovechando una reunión de comisión abierta al público sobre un proyecto presentado para ampliar las penas por corrupción en el país.

De los 400 que estaban en los pasillos del Congreso, unos 80 rompieron vidrios y pelearon con la policía legislativa para ingresar al recinto cantando “Viva Sérgio Moro” (el juez del escándalo de Petrobras), “Nuestrra bandera jamás será roja” y “Queremos un general en el comando del país”.

Decenas de manifestantes subieron a la mesa principal de la Cámara baja, que no estaba realizando ninguna sesión y apenas había un puñado de diputados, entre ellos el vicepresidente del cuerpo, Waldir Maranhao.

“Venimos a cerrar el Congreso Nacional y sólo saldremos si el ejército negocia”, dijo un empresario de la construcción civil que lidera la protesta, identificado como Jeferson Vieira Lima, según reportó Agencia Estado.

La TV Cámara, el medio oficial de la cámara baja, dejó de transmitir los acontecimientos.

“Está es la semilla del fascismo”, dijo el diputado Chico Alencar, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

La protesta surgió en medio del debate sobre las medidas contra la corrupción presentadas por los fiscales de la operación Lava Jato que se trata en comisión.

“No podemos permitir que el parlamento sea víctima de la violencia”, dijo el derechista Marcos Rogerio, de Demócratas.