Capturaron a dos líderes de la guerrilla Sendero Luminoso en Perú

El gobierno anunció el lunes la desarticulación de una columna de remanentes de la guerrilla Sendero Luminoso que operaba en la región de Cusco, tras la captura de dos líderes el fin de semana, además de la incautación de armamento.

Luego de una operación de inteligencia, las Fuerzas Armadas apresaron a Dionisio Ramos, camarada ‘Yuri’, considerado un mando militar, y a Alexander Alarcón Soto, camarada ‘Renán’, a quienes las autoridades responsabilizaron de haber asesinado a policías y militares en el valle de la Convención, Cusco (sureste), además de derribar un helicóptero y atacar a una comisaría.

El viceministro de Defensa, Iván Vega, aclaró que ambos capturados no eran desertores, como habían informado algunos medios de prensa locales, puesto que, según detalló, a ‘Renán’ se le encontró armamentos y un depósito de explosivos cerca del gasoducto que transporta el gas de Camisea, importante reserva latinoamericana que es usada para exportación y para abastecer a la capital, Lima.

“Con esto, la guerrilla del sur de Sendero Luminoso en la Convención, queda desarticulada. Un eje energético y turístico queda a buen recaudo. Aunque no descartamos que envíen otra columna para hacerse cargo de la zona, pero estaremos atentos”, agregó.

Una parte de La Convención se ubica en el temido VRAEM (acrónimo del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro), una franja de selva entre montañas que une las regiones de Huancayo, Ayacucho, Apurímac y Cusco, donde tiene presencia el narcotráfico por el cultivo de cocales y que ha sido refugio de la guerrilla desde hace más de tres décadas.

Sendero, de origen maoísta, fue responsabilizada de desatar una guerra interna en Perú, que entre 1980 y 2000 dejó unos 69.000 muertos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Aunque la mayoría de sus líderes están presos, el grupo sigue causando zozobra en el VRAEM.

El gobierno admite que la guerrilla no está exterminada, que cuenta actualmente con unos 350 integrantes, de los cuáles unos 80 están armados.