Científicos europeos desarrollan robots que pueden unirse, dividirse y hasta repararse a sí mismos.

La revista Nature publica un informe revelador y en cierta medida inquietante: investigadores de la Universidad Libre de Bruselas ya pueden desarrollar robots con increíbles capacidades: pueden unirse, dividirse y hasta de repararse a sí mismos.

Todo ello sin perder sus funciones sensomotrices, lo que les permite “exhibir propiedades que van más allá de las de máquinas actuales o de cualquier organismo biológico”, destacaron los autores del texto.

“Aquí presentamos robots cuyos cuerpos y sistemas de control pueden unirse para formar robots enteramente nuevos y retener todo el control sensomotriz”, explican los científicos, según reproduce la agencia EFE.

En la gran mayoría de los robots, sus sistemas están construidos para que se adapten exclusivamente a su forma, lo que limita su flexibilidad, adaptabilidad y capacidades.

Estos autómatas de última generación, en cambio, pueden adoptar nuevas formas y tamaños en respuesta a una tarea específica o a un cambio de medio, al tiempo que son capaces de repararse a sí mismos retirando sus partes dañadas o reemplazándolas.