Científicos rusos crean gel para prolongar la juventud de la piel humana

¿Es posible lograr efectos que prácticamente simulen una “eterna juventud”? Es una pregunta que, no pocos, siempre se animaron a hacer. Hay quienes, por su lado dan la sensación de tener la respuesta a mano.

“A partir del 2009, para alcanzar efectos más rápidos en la terapia a nivel celular, comenzamos a utilizar componentes activos que se extraen de las células cultivadas y a aplicarlos de manera directa en el área para así obtener un mayor efecto”, comentó oportunamente Evgueni Shuman, director del centro de innovación de la Universidad Estatal de Medicina de Ural, donde se desarrolló un novedoso producto
llamado Aversgel, un gel cosmetológico con propiedades rejuvenecedoras.

Esta tecnología tan particular consiste en extraer sangre del paciente, de la cual luego de un detallado proceso de centrifugado, se separa el plasma que contiene células madre, con la más alta seguridad en cuanto a la sanidad de los componentes.

De acuerdo a lo que señaló María Desiátova, que es una experta especialista de tecnologías celulares y moleculares del bloque genético, el proceso consiste en extraer ADN de las culturas celulares, generar reacciones en cadena de la polimerasa e identificar las distintas mutaciones que puedan surgir en los
genes de estas células.

“Es una etapa de control durante el desarrollo del Aversgel, donde nosotros tomamos esas células que se utilizan en este producto y evaluamos su seguridad”, dijo Desiátova.

¿Y qué puede decir entonces de los resultados conseguidos? Vale decir que durante un lapso de 2 años de sucesivos ensayos clínicos, actualmente en la etapa final, participó un grupo grande de pacientes en el proceso y de esta forma se logró demostrar que el gel tiene las propiedades para restaurar los daños atribuidos a la exposición diaria al medioambiente.

“Las pruebas clínicas de la formula elaborada en gel comenzaron a partir del año 2015 y en más de 100 participantes dieron positivos resultados”, comentó Shuman.

Los investigadores del centro que están involucrados en los trabajos de este tipo, planean comenzar la producción del gel en pequeña escala, este producto se usará en cosmetología y también se ha comprobado en la fase experimental que ayudará a muchos pacientes con quemaduras, úlceras y daños ocasionados por las bajas temperaturas en el invierno ruso.

Desde el Centro de Innovación de la Universidad Estatal de Medicina de Ural se procura también apoyar a jóvenes especialistas en el desarrollo de nuevas investigaciones que a futuro ayudarán a pacientes con enfermedades crónicas.

“El interés principal consiste en la prolongación de la longevidad activa, que es lo que aspiran a alcanzar la mayoría de los seres humanos”, destacó muy puntualmente Oleg Makéyev, jefe del laboratorio de terapia celular y genética de la universidad mencionada.