Cruce de denuncias entre diputados del oficialismo y de la oposición tras los incidentes en el Congreso

La jornada de furia que se vivió este jueves adentro y afuera del Congreso dejó también un saldo de denuncias cruzadas entre diputados del oficialismo y de la oposición. Por lo pronto, un grupo de legisladores del Frente para la Victoria denunciaron penalmente a Mauricio Macri y a la ministra de Seguridad de la Nación por las responsabilidades en el operativo de seguridad que culminó con violentos enfrentamientos.

La misma fue presentada por Agustín Rossi, Martín Doñate y Rodolfo Thailade quienes alertaron que “algunos diputados de nuestro bloque nos encontrábamos afuera del Congreso siendo víctimas de la represión de las fuerzas de seguridad”.

En ese contexto, los diputados K denunciaron que su colega Mayra Mendoza “fue salvajemente atacada por miembros de las fuerzas de seguridad” cuando le tiraron gas pimienta en el rostro. De esta forma, los denunciantes acusan a Macri y Bullrich por los delitos de atentado y resistencia a la autoridad agravado, atentados al orden constitucional y a la vida democrática, y lesiones”.

Alterar el orden constitucional y la vida democrática, no es sólo hacer caer la Constitución en pleno, sino que es suficiente interferir con el normal funcionamiento de uno de los poderes previstos en la constitución”, señalaron según el documento al que accedió ámbito.com. Al mismo tiempo, la diputada de Libres del Sur Victoria Donda hizo una denuncia similar, pero sólo contra Bullrich. La presentación recayó en el juzgado federal de Sergio Torres por los delitos de abuso de autoridad y lesiones agravadas.

Sin embargo, los diputados opositores no fueron los únicos que se acercaron a la Justicia. Los legisladores nacionales de Cambiemos, encabezados por Elisa Carrió y Nicolás Massot, presentaron una denuncia penal contra sus pares opositores por el accionar que tuvieron algunos legisladores del Frente para la Victoria en la frustrada sesión de la Cámara baja de ayer, en la que no se pudo debatir el proyecto de ley de reforma previsional.

Con la firma de Massot, jefe de bloque de diputados del PRO, y los diputados Carrió, Miguel Bazze, Silvia Lospennato, Paula Oliveto y Juan López, la denuncia ante la Justicia tiene el objetivo de “determinar posibles responsabilidades penales derivadas de los hechos ocurridos, que podrían implicar la comisión de los delitos tipificados en los artículos 211 y 241 del Código Penal de la Nación”.
“Los hechos ocurridos en el Congreso revisten de extrema gravedad institucional y, además, podrían eventualmente derivar en responsabilidades penales por parte de quienes los han llevado a cabo”, señalaron los legisladores oficialistas.

En los fundamentos de la denuncia, se hace mención “al clima de violencia y a la presencia de personas no acreditadas en las reuniones de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Previsión y Seguridad Social, cuya presencia habría sido permitida por parte de algunos de los legisladores de la oposición, con el fin de impedir el normal funcionamiento de la reunión”.

“En el recinto se vivieron hechos violentos llevados a cabo por diputados nacionales con el solo fin de impedir que se llegue a alcanzar el quórum para dar inicio a la sesión y así obstaculizar el normal funcionamiento del Cuerpo”, precisaron los diputados en la denuncia.

Además, señalaron que “se agredió verbalmente al presidente de la cámara de Diputados, Emilio Monzó (Cambiemos)”, quien lanzó una trompada -que no llegó a destino- a otro legislador, según se vio en imágenes televisivas.

En ese sentido, los legisladores de Cambiemos consideraron que “muchos diputados se acercaron a su banca con el fin de increparlo, en un marco de violencia y agresiones nunca antes visto en el Parlamento” y mencionaron particularmente la “agresión perpetrada” por el diputado Leopoldo Moreau.