Denunciaron a Szifrón

“Yo si hubiese nacido muy pobre, en condiciones infrahumanas, si no tuviera las necesidades básicas cubiertas, yo creo que sería delincuente más que albañil”, afirmó el cineasta Damián Szifrón en medio del almuerzo de los domingos del programa de Mirtha Legrand, cuando los invitados debatían respecto de la inseguridad.

Según expresó el director de la película Relatos salvajes, próxima a estrenarse, el problema de la inseguridad parte de la desigualdad y, según su impresión, no tener las necesidades básicas cubiertas “tiene una violencia contenida enorme”.

Luego de la polémica instalada, una denuncia fue presentada en Tribunales por el dirigente Pedro Benegas, titular de PRO Libres (ex líder de la agrupación universitaria liberal UPAU), y quedó a cargo del juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

“Szifrón cometió un grave error al incitar a cometer delitos de manera irresponsable frente a miles de televidentes”, sostuvo Benegas, y continuó opinando que “en la coyuntura social actual, un personaje público y representativo de la cultura no puede darse el lujo de enviar semejante mensaje torpe, cargado de violencia. Lo que Szifrón plantea es lisa y llanamente que los albañiles dejen de trabajar honradamente y se dediquen a delinquir”.

El Art. 212 del Código Penal dispone que “será reprimido con prisión de tres a seis años el que públicamente incitare a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones, por la sola incitación”.

En el escrito presentado, el dirigente argumentó que “Szifrón es, en otras palabras, un delincuente que circunstancialmente no tiene necesidad de delinquir; no un honesto que delinquiría si fuera indigente. Él, sin que nadie se lo pidiera, se definió a partir de la situación económica que tiene hoy, con lo cual es dable presumir que está razonando con las variables actuales de su situación y no con las potenciales”.