El 2017 fue el año más seguro en la historia de la aviación comercial

Las aerolíneas celebraron que no registraron muertes por accidentes en vuelos comerciales de pasajeros en 2017 lo que convirtió a ese año como el más seguro en la historia de la aviación comercial, de acuerdo con una consultora holandesa y un grupo de seguridad en aviación que rastrea accidentes.

La consultora holandesa To70 y la Red de Seguridad en Aviación reportaron el lunes que no hubo víctimas por accidentes en el rubro en 2017. “El 2017 fue el año más seguro para la aviación en la historia”, aseguró Adrian Young, de To70.

To70 estimó que la tasa de accidentes fatales para vuelos grandes comerciales de pasajeros es 0,06 por cada millón de vuelos, o un accidente fatal cada 16 millones de vuelos.

La Red de Seguridad en Aviación también reportó que no hubo muertes de pasajeros comerciales en 2017, pero sí 10 accidentes fatales de aeronaves que resultaron en 44 fallecimientos a bordo y 35 personas en tierra, incluyendo aviones de carga y a turbohélice para pasajeros.

Esa cifra incluye a 12 personas muertas el 31 de diciembre, cuando una aeronave Nature Air Cessna 208B Grand Caravan se precipitó minutos después del despegue en un área montañosa cerca de la playa de Punta Islita, en Costa Rica.

El peor del año pasado ocurrió en enero, cuando un avión de carga turco cayó a un poblado en Kirguistán cuando trataba de aterrizar en un aeropuerto cercano en medio de una densa niebla, matando a 35 personas en tierra y a las cuatro que viajaban a bordo.

La Red de Seguridad en Aviación dijo que 2017 fue “el año más seguro de la historia, tanto por el número de accidentes fatales como en términos de víctimas”.

A lo largo de las últimas dos décadas, las muertes en aviación en todo el mundo han estado en constante descenso. Tan recientemente como en 2005, hubo 1.015 muertes a bordo de vuelos comerciales de pasajeros en todo el mundo, según la Red de Seguridad en Aviación.