El Papa se cambió en un Burger King

El papa Francisco, de visita en Bolivia, ofició una misa el jueves en Santa Cruz, a los pies de la estatua del Cristo Redentor y utilizó un local de Burger King como sacristía para cambiarse antes de celebrar la misa.

“Después de una evaluación por parte de la Iglesia y de la alcaldía, consideraron que el edificio era el adecuado y hemos suspendido temporalmente las ventas”, explicó a la edición de internet del diario El Día el gerente general de Bolivian Food, Alfredo Troche, empresa que tiene la franquicia de la cadena estadounidense en Bolivia.

“Somos conscientes de que es una situación muy especial para los bolivianos (…) Además, hace muchos años de la última visita de un papa”, agregó Troche, quien dijo que no utilizará el hecho con fines comerciales.

Francisco está en Bolivia como parte de una gira por Sudamérica que lo llevó primero a Ecuador y que culminará en Paraguay.