Francisco imploró por trabajo

El papa Francisco afirmó este sábado que la ausencia de un empleo implica la pérdida de la dignidad humana e instó a los gobiernos a desarrollar un pacto que fomente el trabajo en tiempo de crisis, durante su primer discurso pronunciado en la región de Molise (centro).

“El problema de no trabajar no es el de no ganar dinero para comer, porque podemos acercarnos a organizaciones como Cáritas y nos dan alimentos. El problema es no poder llevar el pan a casa, es perder la dignidad”, afirmó el pontífice durante su visita a Molise.

Y prosiguió: “Tantos puestos de trabajo podrían ser recuperados a través de una estrategia concordada con las autoridades nacionales, un ‘pacto para el trabajo’ que sepa aprovechar las oportunidades ofrecidas por las normativas nacionales y europeas”.

En estos términos se expresó el máximo representante de la Iglesia católica, delante de cientos de alumnos y profesionales del sector de la industria, en un acto celebrado en la Universidad de los Estudios de Molise, en la provincia de Campobasso (centro).

Este era el primero de los cuatro discursos que pronunciará este sábado durante su visita de 11 horas a esta región del centro de Italia, un periplo que le llevará también a la provincia de Isernia.

Su alocución se produjo después de haber escuchado el discurso de apertura del rector de la Universidad, Gianmaria Palmieri, y dos testimonios de un agricultor y de una operaria de la empresa automovilística italiana Fiat.