Grecia y sus problemas

El vocero de economía de Syriza, Euclid Tsakalotos, dijo que “es poco realista” esperar que Grecia pague la totalidad de su pasivo, que asciende a US$270 mil millones.

“Nadie cree que la deuda de Grecia sea sostenible”, declaró el representante de Syriza, cuyo líder, Alexis Tsipras, está formando el nuevo gobierno tras ganar las elecciones del domingo y alcanzar un acuerdo con el partido de derecha nacionalista Griegos Independientes.

Una de sus prioridades será renegociar con los prestamistas de la UE, Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) una reestructuración de la deuda del Estado griego, que asciende a unos US$270 mil millones.

“No conocí a ningún economista que honestamente te diga que Grecia pagará toda esa deuda. No es posible”, afirmó Tsakalotos en una entrevista con la BBC.

El profesor de Economía subrayó que los líderes europeos deben mostrarse dispuestos a trabajar con Syriza.

“Va a ser una Europa muy peculiar y peligrosa con fuerzas políticas centrífugas muy fuertes si los líderes indican que, después de un voto democrático, no están interesados en conversar con el nuevo Gobierno”, advirtió.

“Será la señal definitiva de que esta Europa no puede incorporar el cambio democrático ni el cambio social”, añadió.