Identificaron restos de “Bocha” Pereyra

Tras 38 años de búsqueda y a dos meses y medio del fallecimiento de su única hermana, el Equipo Argentino de Antropología Forense puso fin a una búsqueda que llevó 38 años. Los restos de Julio Andrés “Bocha” fueron hallados en Empedrado, provincia de Corrientes.

El joven formoseño fue secuestrado el 2 de setiembre de 1976 de su domicilio particular cuando se estaba probando el traje con el que ingresaría a la Iglesia al día siguiente. Fue fusilado en lo que se conoce como la tragedia de Margarita Belén, el 13 de diciembre de 1976.

Su madre “se dejó morir de tristeza”. Su padre y su hermana Betty iniciaron una búsqueda incansable que terminó con sus vidas. Este año, precisamente el 2 de setiembre, murió su única hermana, de profesión contadora pública, producto de una enfermedad conocida como esclerosis múltiple.

En diálogo con La Mañana, Estela Díaz, su prima hermana e hija del desaparecido Ramón Luciano Díaz, confirmó el hallazgo y la identificación de los restos del “Bocha” Pereyra. Ahora, deberán realizarse las tramitaciones correspondientes para que los restos del joven formoseño descansen en su tierra.

Julio Andrés “Bocha” Pereyra nació en esta ciudad el 20 de mayo de 1950. Le llevaba cuatro años a su única hermana Betty. Su padre era docente y había sido candidato a intendente por el Peronismo en 1962; cuando ganó las elecciones, pero las mismas fueron anuladas por Frondizi y luego éste destituido por las Fuerzas Armadas. “El Bocha” fue a la escuela primaria N° 1 de varones y a la escuela normal durante la secundaria.