Imputaron a Quintana por su vínculo con Fly Bondi

El fiscal federal Jorge Di Lello amplió la imputación contra funcionarios nacionales por las presuntas irregularidades en la entrega de rutas aéreas a empresas low cost y solicitó se investigue también al secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana.

Di Lello consideró que corresponde incluir en la pesquisa por un supuesto “negociado” con esas compañías a la empresa Fly Bondi, y las relaciones con altos funcionarios del gobierno de Mauricio Macri. Este expediente se abrió por las denuncias contra Avian Líneas Aéreas, que vinculó a la familia presidencial con la política de apertura de cielos.

El fiscal pidió investigar además la reasignación de espacios en los hangares del Aeroparque Jorge Newbery en la que Avian aparece nuevamente beneficiada. A ese fin, requirió al Órgano Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) toda la documentación sobre el otorgamiento del uso de hangares.

El requerimiento fue realizado ante el juez Sergio Torres, luego de una ampliación de la denuncia que hizo el diputado del FPV Rodolfo Tailhade en base a declaraciones que hizo el imputado Carlos Colunga, ex CEO de Macair y vice de Avianca en un portal de noticias. En esa entrevista se revelaría que Quintana estaría detrás de los privilegios para la low cost Fly Bondi en la obtención de rutas aéreas.

Según se recordó en el dictamen fiscal, Colunga habría dicho “porque se meten con nosotros… si nos dieron todas las rutas es porque nadie más las había pedido. ¿Por qué no miran a Flybondi que se quedó con Miami, Nueva York, Beijing? Ahí está el negocio. No sé si está (Guillermo) Dietrich o (Mario) Quintana detrás de Flybondi como dicen, pero el verdadero negocio está ahí… Mientras los distraen conmigo, dejan pasar el elefante que es Flybondi. Por rutas caseras a mí me pidieron $ 3 millones de garantía. ¿Saben cuánto presentó Flybondi por ir a Miami, Nueva York y Beijing? u$s 6.000. Ese es el escándalo ese es el negociado”, dijo confesionario el expiloto de Franco Macri.

Para el denunciante Fly Bondi, en los papeles es “FB Líneas Aereas”, es de propiedad del empresario Richard Guy Gluzman, un socio de Quintana en varios emprendimientos. Gluzman fue vicepresidente del fondo de inversión Pegasus fundado por Quintana y ambos son socios o comparten directorios, según la denuncia, de compañías como GSD S.A., Aroma Café S.A., Entertainment S.A y Enflex S.A.

Gluzman también se desempeñó desde marzo de 2016 y hasta diciembre pasado como coordinador de Mejora Continua en la Gestión de la Autoridad de la Cuenca matanza Riachuelo (ACUMAR), que depende del ministerio de Medio Ambiente. La nueva titular de la ACumar, Gladys González ya lo desplazó.

Pero además Gluzman fue vinculado a la familia Dietrich. Según se conoció en las últimas horas, el ejecutivo es vicepresidente del banco Superville, el agente colocador de Obligaciones Negociables elegido por el Grupo Dietrich S.A..

En el dictamen de Di Lello se transcribe que “los dichos de Colunga, darían por sentado la relación de Quintana con Fly Bondi y no harían más que corroborar -según el denunciante- el plan del Presidente para concentrar en sus empresas familiares y las de sus amigos y funcionarios, la totalidad del negocio aerocomercial”.

En la presentación del fiscal también se hace referencia a una nota periodística publicada en Página 12 en la que dice que Avian Líneas Aéreas, continuadora de Mac Air, habría sido favorecida de manera arbitraria con la asignación de espacios en los hangares. En el acuerdo por la distribución de los espacios para guardar aviones participó Carlos Cobas, quien hasta hace pocos meses había sido gerente de Mac Air y según la versión del propio presidente de Avian, Sergio Mastropiero, este lo hizo en su carácter de Director de Logística de la Secretaria General de la Presidencia de la Nación. Tras el escándalo, Cobas renunció a su cargo público.

También se hace referencia a que Cobas habría participado en la negociación referida a la condonación de deudas que las empresas de Mac Air y Baires Fly mantenían con Aerolíneas por el uso de esos espacios. Desde 2013 la exaerolínea de los Macri acumulaba unos $ 6 millones impagos.

En este marco, el fiscal Di Lello pidió investigar sobre el otorgamiento de las rutas aerocomerciales que se cedieron a la empresa Fly Bondi y el monto del importe del fondo de garantía que se le requieren a esta empresa para cederles dichas rutas. También los eventuales “manejos” en materia de la concesión del uso de los hangares en detrimento de los intereses de Aerolíneas Argentinas y en favor de las firmas Mac Air y Fly Bondi.

Pedidos de pruebas

En el escrito, solicitó que se cite al presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua o al representante legal a fin de que explaye respecto de la participación de empresas extranjeras en el mercado doméstico argentino.

El dictamen exige que la Fuerza Aérea o el Ministerio de Defensa de Julio Martínez realice “un informe acerca de la conveniencia desde lo edilicio, ambiental, seguridad y logística con relación al eventual traslado de dicha base, teniendo en cuenta su actual ubicación aventajada”.