La Argentina recibirá créditos del BID y el Banco Mundial para financiar obra pública

La Argentina recibirá créditos garantizados por 900 millones de dólares del BID y el Banco Mundial con el fin de destinarlos a un fondo para obras públicas, mientras tendrá disponible otros 300 millones para “emergencias climáticas”, anunció ayer el ministro de Finanzas, Luis Caputo.
En una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, Caputo y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, explicaron el financiamiento que recibirá el país. Fue después de una audiencia que mantuvieron con el presidente, Mauricio Macri, en la Casa Rosada.
Caputo precisó que el BID destinará una garantía de crédito por 600 millones de dólares para crear un Fondo de Infraestructura que se destinará a obras públicas, mientras 300 millones serán aportados por el Banco Mundial. El ministro destacó que la Argentina tendrá disponible un crédito por otros 300 millones destinados a emergencias climáticas. Caputo señaló que el crédito para emergencias no será utilizado para atender la situación de la provincia de Buenos Aires afectada por inundaciones, porque no se reúnen las condiciones para ese préstamo y que en su lugar se gestionará un seguro agrícola.
Moreno explicó que los créditos que este año destinará el BID a la Argentina llegarán a los 2.300 millones y otros 2.350 millones para el 2018. El presidente del BID destacó que a fines del 2019 la Argentina “tendrá prestamos por cerca de 10.000 millones, entre el Estado y el sector privado, lo que constituye un récord mundial”, y convierte al país al de mayor exposición crediticia ante esa entidad.
Caputo dijo que en el 2019 la Argentina recibirá ortos 2.350 millones y otros 1.650 para el sector privado “lo que llevará a la Argentina a totalizar créditos por alrededor de 10 mil millones de dólares”. Moreno señaló que están “implementando un conjunto de acciones para ayudar a que la economía crezca más rápido, en el caso de infraestructura la Argentina esta rezagada con el resto de los países de América Latina”.
“Estamos creando un conjunto de instrumentos que permite usar la calificación de triple A que tiene el BID, para que garantice al gobierno Argentino y esto ayudara a que muchos inversores privados se interesen en la Argentina”, añadió el titular del BID.
“Argentina tiene limitaciones para generar recursos para la inversión pública y lo que estamos haciendo es ayudar a que el sector privado se sienta atraído para invertir en la Argentina”, dijo Moreno.