La cuarta fecha se jugará completa

Los siete partidos que se deben jugar entre el miércoles y jueves por la cuarta fecha y fueron suspendidos a raíz del paro del próximo jueves, finalmente se jugarán tal como estaba dispuesto originalmente.

El presidente de la AFA, Luis Segura, ratificó que se van a jugar los siete partidos que restan de la cuarta fecha del torneo Ramón Carrillo de Primera División “tal cual estaban programados” y que sólo podrán ingresar socios locales.

“Se van a jugar los siete partidos que restan de la cuarta fecha tal cual estaban programados. Pero sólo podrán entrar los socios locales”, confirmó Segura.

Los encuentros en cuestión son: River-Defensa y Justicia, Estudiantes-Boca Juniors, Rosario Central-Godoy Cruz, Atlético Rafaela-Newell`s (mañana), Banfield-Tigre, Quilmes-San Lorenzo y Vélez Sarsfield-Lanús (jueves).

Estos cotejos que se deben jugar entre mañana y pasado por la cuarta fecha del campeonato de primera división y que habían sido suspendidos cuatro horas antes a raíz del paro del próximo jueves, finalmente se jugarán tal como estaba dispuesto originalmente, según lo resuelto esta noche por la AFA.

En referencia al tema, Segura explicó: “El miércoles y jueves se dio un problema en el que fuimos tratados injustamente por el tema de un paro. No se sabía lo que iba a pasar con Utedyc y para la AFA no fue fácil resolver este tema con los distintos organismos de seguridad, la TV y los clubes”.

“El tema de Utedyc (Unión de Trabajadores de Entidades Civiles y Deportivas) lo tiene que resolver cada club local”, completó el titular de la AFA.

Por su parte, Pablo Paladino, coordinador general de Fútbol para Todos, estuvo con Segura y al salir de la reunión dijo: “El Gobierno Nacional garantiza la seguridad para que se disputen los partidos en Capital y en la provincia de Buenos Aires”.

“La preocupación era seguir con la programación para que se jueguen las dos fechas (cuarta y quinta). Cada organismo de seguridad decide qué seguridad se da a Capital o provincia”, agregó.

Así River-Defensa y Justicia se disputará a las 19.15 de mañana en el estadio Monumental de Núñez y Estudiantes-Boca se jugará a las 21.30 en el Ciudad de La Plata, también seguirán igual los dos cotejos previstos para las 17: Atlético Rafaela- Newell’s y Rosario Central-Godoy Cruz.

Cuando se había dispuesto la suspensión, fuentes de la AFA le habían indicado a Télam que también las autoridades boquenses habían solicitado la postergación del encuentro que van a jugar el próximo domingo con el puntero Vélez Sarsfield, por la quinta fecha del certamen.

En ese momento habían sido suspendidos los tres encuentros que iban a jugarse el jueves, para completar la cuarta jornada, entre Banfield-Tigre (17.00), Velez-Lanús (19.15) y Quilmes-San Lorenzo (21.30).

Por esto fue que la AFA emitió hoy un comunicado en el que justificaba la medida en que la programación “fue anterior al anuncio del paro y que, por lo tanto, el fixture es ajeno a la obligada postergación”.

Ante este panorama el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio descerrajó: “Estoy en contra de la suspensión, porque es poco seria. A nosotros no nos importa jugar en la semana y que San Lorenzo no lo haga”.

“Esto es un paso atrás de la AFA. Pido disculpas a los socios. River no pidió postergación. No fuimos consultados”, había exclamado D’Onofrio, en declaraciones formuladas a Radio AM 950. Luego, consultado sobre el tema, Segura admitió: “El error fue mío. Le pedí disculpas a D’Onofrio producto de un problema de comunicación con River. Es culpa mía”.

Pero en principio, la AFA pensaba reprogramar la disputa de estos siete partidos en cuestión “lo más inmediatamente posible”, pero se encontró con un inconveniente: durante las próximas dos semanas habrá compromisos de Copa Sudamericana en los que varios de los equipos consignados (Boca, River, Estudiantes de La Plata) tienen competencia.

Anteriormente, la Casa Mayor del fútbol local había intentado que se jugaran los tres encuentros del jueves “a puertas cerradas”, para ‘neutralizar’ el acatamiento a la huelga del gremio de la Unión de Trabajadores de Entidades Civiles y Deportivas (Utedyc). Sin embargo, esa medida tampoco garantizaba la realización del fútbol. Es que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de Mauricio Macri, para el partido Velez-Lanús puntualmente, no garantizaba “la apertura del estadio” José Amalfitani.

Entonces, la AFA decidió suspender todo y volver a reprogramarlo más adelante, pero ante la garantía de seguridad del Gobierno Nacional ratificó los siete partidos que completarán la cuarta fecha de Primera División. “No es serio”, colgó por la noche el vicepresidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, en su cuenta de twitter.