La reparación histórica no frenó los juicios de jubilados al Estado

Pese al plan oficial, sigue estable la litigiosidad y está en los mismos niveles que en 2015

El Gobierno estima que la cantidad de juicios contra el Estado por reajuste jubilatorio descendió 25% respecto al año pasado, aún a pesar de la implementación de la Reparación Histórica. Los últimos datos de fuentes judiciales marcan que, hasta abril, la reducción de la litigiosidad fue del 11%, pero en la Casa Rosada esperan que esa cifra aumente si se compara la cantidad de expedientes ingresados hasta el mes pasado. A la fecha, fueron aceptadas casi 735.000 propuestas de reajuste de haberes, poco más de la mitad de las ofertas publicadas por la Anses.

Fueron aceptadas casi 735.000 propuestas de Anses, poco más de la mitad de las ofertas

De acuerdo a las cifras oficiales difundidas en el último informe a la Cámara de Diputados del Jefe de Gabinete Marcos Peña, la litigiosidad contra el Estado habría caído 25% respecto a juicios de recomposición de haberes. Las estadísticas de la Cámara Federal de la Seguridad Social sólo tienen información hasta abril, y marcan un descenso de sólo 11% en la cantidad de demandas al Estado (8.637 el año pasado contra 7.680 de 2017). Para el abogado previsional Christian D’Alessandro, en realidad “la cantidad de juicios en comparación con 2016 baja porque ese año, después de la sanción de la ley de Reparación Histórica, la cantidad de juicios iniciados aumentó, entonces el punto de comparación de alto. Pero si miramos los índices de 2015 el nivel de litigiosidad se muestra estable”, explicó.

En el tramo febrero-septiembre de 2015, siempre de acuerdo a fuentes judiciales, la cantidad de demandas iniciados fueron 18.704, mientras que en el mismo lapso de 2016 ese número se incrementó 28% hasta 23.940. Contra esa base la comparación de este año da, de acuerdo a la estimación que dio la Jefatura de Gabinete, una reducción cercana a 25%, que dejaría entonces al nivel de ingreso de demandas contra el Estado en niveles apenas por debajo de 2015. “La reparación histórica entra hasta mayo de 2016, los jubilados desde ese momento no entran en el programa. La Anses está calculando mal el índice de reajuste para estos jubilados por eso todavía hay incentivos para ir a la Justicia”, explicó D’Alessandro.

Hasta el mes pasado, la cantidad de ofertas aceptadas por parte de potenciales beneficiarios del reajuste de haberes escalaba a los 734.770, lo que representa 57% de los 1,3 millones de ofertas publicadas en la página web de la Anses. Hacia el final del programa, el Gobierno proyecta haber generado 2 millones de “ofertas”.

El haber promedio entre quienes aceptaron las propuestas de reajustes de la Reparación Histórica aumentó 33%, ya que pasó de 11.131 pesos promedio a 14.860 pesos. Para el caso de los beneficiarios que cobran una jubilación igual o menor a la mínima el porcentaje de suba fue de 38,9%, de acuerdo a los últimos datos difundidos por el Gobierno nacional. A los que reciben entre 1 y 1,5 haberes mínimo el porcentaje de reajuste fue de 41%; de 35% para los beneficiarios de entre 1,5 y 2 haberes mínimos y de 24% para quienes perciban 2 jubilaciones mínimas o más.

Respecto a los montos retroactivos pagados desde la implementación del programa, el Gobierno desembolsó hasta el momento 2.517 millones de pesos entre 88.703 beneficiarios, es decir que el pago de retroactivos fue en promedio de 28.300 pesos.