La UOM se retira de la CGT y alimenta el clima de ruptura

Una de las organizaciones claves en la estructura de la CGT, la UOM, dejó la secretaria de Interior, que desempeñaba Francisco “Barba” Gutiérrez. Ese dirigente quilmeño blanqueó su malestar respecto de “estrategia” ante las reformas del Gobierno a horas de la aprobación de la reforma previsional. El también ex intendente de Quilmes dejó en claro además su disgusto con las gestiones respecto de la reforma laboral.

En tanto dentro de la CGT confían: “seguimos sólidos”. Ayer, tanto UTA como Uocra no acataron el paro convocado desde esa cúpula, por lo que la grieta cada vez se acrecenta más. La sede de Lugano de la UOM será escenario desde las 11 de una reunión encabezada por Antonio Caló y el resto del secretariado nacional de esa organización. El temario se descuenta: cómo continúa la relación de metalúrgicos y la convulsionada central.

En tiempos de redes sociales, Gutiérrez eligió Twitter para oficializar su alejamiento de la conducción cegetista: “Barba en representación de la UOM presentó hoy su renuncia a la Secretaría Interior CGT por no compartir estrategia. Considerando que la CGT debe ser hoy mas firme y contundente en defensa de los trabajadores y el modelo productivo industrial. Rechazó la reforma laboral”.

No es un dato menor que la UOM marchó contra la reforma previsional el pasado jueves y antes de ayer, cuando desde el triunvirato no llamaron a una movilizar hacia el Congreso.

Quien recibió con buenos ojos esta noticia fue la Corriente Federal de los Trabajadores, liderada por Sergio Palazzo (Bancarios) y Héctor Amichetti (Gráficos). Este sector le viene reclamando al triunvirato que convoque un Confederal para discutir nuevas estrategias.