Marcha atrás en Venezuela: el Tribunal Supremo renunció a asumir funciones del Parlamentoo

El Tribunal Supremo de Venezuela anunció que renuncia a asumir las funciones del Parlamento, después de que el presidente Nicolás Maduro pidiera a la corte que revisara la sentencia que retiraba sus poderes a la Asamblea Nacional.

En un comunicado, el Tribunal Supremo venezolano informa de que “suprime” algunas partes de la citada sentencia y deja sin efecto su anterior decisión de asumir las competencias parlamentarias del Parlamento.

El Consejo de la Defensa de Venezuela, encabezado por el presidente del país, Nicolás Maduro, había solicitado al Tribunal revisar el fallo con el que el jueves pasado disolvió el Parlamento.

Maduro había convocado a este Consejo con el objetivo de “resolver” lo que calificó de “impasse” derivado de la posición del Ministerio Público frente a la sentencia en la que el TSJ se atribuye las funciones del Parlamento, debido a la situación de “desacato” en la que este se encuentra.

Asimismo, la instancia reiteró que “los desequilibrios y conflictos entre las distintas ramas del poder público nacional se encauzan mediante los mecanismos de control constitucional y la colaboración entre los poderes”, e insistió en la disposición del Gobierno al “diálogo fecundo” con su oposición política.

Por otra parte, Maduro repudió “categóricamente” cualquier intervención que “atente contra la independencia” y la integridad territorial de la nación caribeña.

En ese sentido, rechazó “el intervencionismo grosero” que, a su juicio, algunos gobiernos extranjeros “pretenden dictarle a Venezuela”.

El anuncio llega horas antes de las convocatorias de protestas organizadas por la oposición para hoy contra el gobierno de Maduro a quien acusan de haber dado un “golpe de Estado”.

La situación en Venezuela será analizada hoy por los países del Mercosur, y el lunes por la Organización de Estados Americanos (OEA), que ha convocado una reunión extraordinaria de su consejo permanente.