Papa Francisco: El 2017 fue un año de “degradación humana”

En su último evento público del año, un servicio en vísperas de Año Nuevo en la Basílica de San Pedro, el pontífice afirmó que la humanidad “desperdició e hirió” al año “en muchas formas con obras de muerte, con mentiras e injusticias”.

Aunque la guerra fue la señal más obvia del “orgullo impenitente y absurdo”, muchas otras transgresiones provocaron “una degradación humana, social y medioambiental”.

“Debemos asumir la responsabilidad por todo ante Dios, nuestros hermanos y nuestra creación”, sostuvo.

Aunque el Papa no mencionó eventos específicos de 2017, hizo oír su voz sobre muchos de los principales temas del mundo durante el año.

En abril, condenó la “masacre inaceptable” de civiles inocentes en un ataque con armas químicas en Siria. Hace sólo un mes visitó Myanmar, donde más de 600.000 musulmanes rohingya se han visto forzados a huir de sus hogares hacia el vecino Bangladesh y conversó con autoridades en un intento por mitigar la crisis.