Revelador estudio en EEUU: los cigarrillos electrónicos podrían salvar millones de vidas

Hace poco Diario Registrado publicó una exhaustiva investigación sobre los beneficios de los cigarrillos electrónicos, que ya son mayoría en Europa, pero todavía resistidos en el continente americano y en organismos como la OMS. Aunque en estos días, la cosa cambió radicalmente.

A pesar de que las informaciones más creíbles estaban en Canadá e Inglaterra, los norteamericanos no quisieron quedarse atrás. Por lo tanto, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington DC (EE.UU.) dieron a conocer parte de la verdad sobre los e-cigs y vaporizadores.

Ante un incremento notable en el consumo de estos dispositivos como la manera más eficaz de suplantar al cigarrillo común combustible, el director de la investigación llegó a una conclusión que suma considerablemente a la lucha contra el tabaquismo.

“Vapear reduciría en 6,6 millones la cifra de muertes prematuras. Concretamente, el número de años de vida ganados se elevaría hasta los 86,7 millones”, afirma el estudio.

Al mismo tiempo, expresan que “incluso en un análisis más sombrío se muestra una ganancia significativa en años de vida si la nicotina se obtiene del vapeo en lugar de la mayor cantidad de productos tóxicos letales inhalados con el tabaco”.

En una segunda proyección más “pesimista” se evitarían 1,6 millones de muertes prematuras. Y es que el número de años de vida perdidos se reduciría en 20,8 millones.

Así, y a los efectos positivos ya sugeridos por la sustitución de cigarrillos tradicionales por e-cigarrillos habría que sumar, como refiere David Levy, “otros beneficios extremadamente significativos para la salud, incluida una reducción de la discapacidad por enfermedad en los fumadores, menor dolor y una disminución de la exposición al humo de segunda mano, o lo que es lo mismo, del tabaquismo pasivo”.