Telefónica se manifestó contra la llamada

“El desarrollo de Internet está demostrando que es necesario que determinados servicios tengan prioridad sobre otros a la hora de acceder a Internet”, consideró un directivo de la multinacional.

Telefónica dio a conocer ayer un manifiesto en el que reclama que se les exija a las empresas de servicios web las mismas reglas que se le imponen a las prestadoras de conexión, para que todos los agentes de la economía digital tengan las mismas normas.

Directivos de la multinacional ibérica argumentaron que en la actualidad las empresas de servicios de Internet no respetan la ley de los consumidores que exige que los usuarios puedan contactar con ellos en caso de un problema, según informó el diario español El País.

Además, subrayaron que mientras los prestadoras de conexión (ISP) están “muy regulados”, las firmas de servicios web actúan con total libertad, creando monopolios, y pusieron como ejemplo el caso de Google Wallet, el monedero digital que la firma estadounidense lanzó sin problemas mientras que las operadoras de red debieron esperar dos años para que la Comisión Europea les aprobara una asociación de servicios de pago.

El manifiesto presentado ayer en España se inscribe en el debate por la llamada “neutralidad en la red”, que enfrenta a las ISP, como la propia Telefónica, con compañías que tienen su negocio montado sobre la web, como Google o Netflix, entre otros.

Citado por el matutino, el director general de Asuntos Públicos y Regulación de Telefónica, Carlos López-Blanco, señaló que “el desarrollo de Internet está demostrando que es necesario que determinados servicios tengan prioridad sobre otros a la hora de acceder a Internet”, un argumento que se opone a la llamada “neutralidad en la red”.

Este concepto establece que las ISP deben garantizar a sus clientes la velocidad de conexión contratada, sin ralentizarla o restringirla en función de los contenidos a los usuarios accedan, lo que les impediría a las telefónicas cerrar acuerdos comerciales que otorguen preferencias de trato.

En Argentina, la discusión en torno a la “neutralidad en la red” llegó al Senado nacional la semana pasada, en un plenario de comisiones que avanzó en el debate de un proyecto de ley que asegure a los internautas el derecho a acceder, utilizar, enviar y recibir cualquier contenido, aplicación o servicio sin restricciones por parte de los prestadores de conexión.