Trump vuelve a atacar al periodista discapacitado

El diario The New York Times –donde trabaja actualmente el periodista Serge Kovaleski- y la Fundación Ruderman Family de Boston se declararon indignados de que Donald Trump haya ridiculizado al reportero que sufre una discapacidad en sus brazos.

Las dos expresiones forman parte de una ola de repudio que recorre los Estados Unidos por la actitud del precandidato republicano. Sin embargo, el magnate multimillonario insiste en justificar sus actitudes discriminatorias.

A través su cuenta de Twitter aseguró que no conoce personalmente al reportero o cómo es su apariencia, pero que solamente se burlaba de su trabajo periodístico. No conforme con no pedir disculpas, Trump agregó: el reportero “debe dejar de usar su discapacidad como una tribuna”.

Kovaleski padece un mal congénito que afecta el movimiento de sus articulaciones. Durante un discurso el martes en Carolina, Trump dijo: “Pobre tipo, deberían de verlo”, y gesticuló de forma exagerada, como imitando los movimientos de Kovaleski, al referirse a una polémica sobre el supuesto festejos de musulmanes cuando ocurrieron los ataques a las Torres Gemelas.

Jay Ruderman, de la Fundación Ruderman Family de Boston dijo que el precandidato presidencial republicano debería disculparse con Kovaleski y el público.

Ruderman dijo que Trump se beneficiaría de tomar “lecciones de sensibilidad” y ofreció proporcionárselas. “Si es inaceptable que un niño se burle de otro niño discapacitado en el patio de juegos, mucho más lo es que un candidato presidencial se burle de la discapacidad ajena en un discurso nacional”, aseveró.

Donald Trump
Donald Trump
Sin embargo, Trump no parece acusar recibo de los escándalos y, por el contrario, parece fomentarlos con tal de lograr mayor publicidad.