Vannucci cerró su local de lencería y echó a los empleados por Whatsapp

La mediática siguió la costumbre de su esposo, el vaciador Garfunkel, y dejó a todos sus trabajadores en la calle.

Nunca había despegado del todo su local de lencería en la calle más recoleta de Buenos Aires. Victoria Vannucci, ex modelo, ex tenista y ex cantante, además de esposa del vaciador del Grupo 23, Matías Garfunkel, cerró su comercio y dejó sin trabajo a sus empleados a través de un mensaje de Whatsapp.

La pequeña empresaria comunicó a la distancia la decisión de cerrar a través de la aplicación de celular, desde su mansión en Miami, donde vive con Garfunkel, recientemente condenado por presunto robo de obras de arte.

Según el programa televisivo de chimentos Confrontados, de Canal 9, Vannucci ordenó guardar todo en cajas y les avisó a sus empleados que no sabe cuándo les pagará las indemnizaciones.

“La boutique va a cerrar sus puertas al público. Agradezco el trabajo hecho. Se hace muy difícil por la situación argentina con los impuestos. Guarden todo en cajas bien cuidadas, las prendas y por líneas”, escribió vía Whatsapp a sus ahora desempleados colaboradores.

Según las nuevas víctimas de la familia Garfunkel-Vannucci, el mensaje también les decía: “Lamento darles esta noticia. Toda duda se pueden comunicar con Rubén Cañas, que está al frente de la situación, y en su defecto con Estudio Wortman”.