Obama precisó detalles de su viaje a Cuba

EL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS, BARACK OBAMA, AFIRMÓ HOY QUE, EN EL VIAJE QUE REALIZARÁ A CUBA EL MES PRÓXIMO, NO SÓLO SE REUNIRÁ CON EL MANDATARIO ANFITRIÓN, RAÚL CASTRO, SINO TAMBIÉN CON “MIEMBROS DE LA SOCIEDAD CIVIL” Y QUE ABORDARÁ TEMAS DE DISCREPANCIA COMO LOS DERECHOS HUMANOS EN LA ISLA.

“Nos vemos en La Habana”, dijo el mandatario en español. “Viajo a la isla para promover los valores de Estados Unidos y hablar sobre un futuro diferente”, acotó.

En su tradicional discurso a la nación de los sábados, Obama adelantó que hablará “francamente” de la “serie de diferencias con el gobierno de La Habana, inclusive de la democracia y de los derechos humanos”. “Siempre he dicho que el cambio no vendrá a Cuba de la noche a la mañana”, señaló el jefe de la Casa Blanca, que estará en Cuba el 21 y el 22 de marzo próximo.

Se trata de la primera visita a Cuba de un jefe de la Casa Blanca en casi 90 años. La última vez fue el presidente Calvin Coolidge, en 1928.

Obama también expresó que su viaje a Cuba “abre un nuevo capítulo” en las relaciones bilaterales.

“Creo que la mejor manera de promover los intereses y valores estadounidenses, y la mejor manera de ayudar al pueblo cubano a mejorar su vida, es a través del compromiso, mediante la normalización de las relaciones entre nuestros gobiernos y el aumento de los contactos entre nuestros pueblos”, dijo el mandatario.

“A medida que Cuba se abra, significará más oportunidades y recursos para los cubanos de a pie. Y estamos viendo progreso”, subrayó.

Obama tiene previsto reunirse en Cuba con el presidente Raúl Castro, y con miembros de la sociedad civil y empresarios cubanos.

“Me reuniré con miembros de la sociedad civil de Cuba: hombres y mujeres valientes que dan una voz a las aspiraciones del pueblo cubano”, continuó.

“Me reuniré con emprendedores cubanos para aprender cómo podemos ayudarles a iniciar nuevas empresas; y le hablaré directamente al pueblo cubano sobre los valores que compartimos y cómo creo que podemos colaborar a medida que trabajen por el futuro que desean”, dijo el presidente estadounidense.

“El Presidente reconoce las grandes diferencias que tenemos con el gobierno cubano, y aunque la transformación de esta nueva relación tomará tiempo, el Presidente señaló que su visita a Cuba avanzará las metas que nos guían”, informó la Casa Blanca a través de un comunicado.

“La promoción de los valores e intereses estadounidenses, y nuestra contribución hacia los esfuerzos que construyen un futuro con más libertad y más oportunidades para el pueblo cubano”, continuó.

El 17 de diciembre de 2014, Obama y Castro anunciaron el inicio del camino para restablecer relaciones diplomáticas después de medio siglo de silencio, las cuales se concretaron con la apertura de sus respectivas embajadas en julio pasado.