Cuatro argentinos se suman a la Academia de Hollywood

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, que cada año organiza la entrega de premios Oscar y está integrada por miles de profesionales del cine de todo el mundo, convocó a 774 miembros de la industria a lo largo de 57 países para que se sumen a la entidad.

Entre los elegidos de este año se ubican los argentinos Pablo Trapero (director de Leonera, El clan, y otras), Adolfo Aristarain (Tiempo de revancha), Héctor Olivera(La Patagonia rebelde) y José Luis Díaz, sonidista de nutrida trayectoria. Otro argentino, pero por adopción, que podría incorporarse, es Viggo Mortensen.

“Estamos orgullosos de invitar a nuestra nueva promoción a la Academia. Depende de todos ustedes asegurar que las nuevas caras y voces puedan ser vistas y escuchadas y de echarle el ojo a la siguiente generación, de la misma manera que alguien les echó el ojo a cada uno de ustedes”, manifestó la organización a través de su portal web.

Trapero, fundador de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, se encuentra hoy entre los principales realizadores argentinos, habiendo ganado el año pasado en España el premio Goya a Mejor Película Iberoamericana por El Clan. Por su parte, Aristarain es uno de los grandes directores del cine argentino de todos los tiempos, con títulos como los mencionados Tiempo de revancha, además de Un lugar en el mundo o Últimos días de la víctima. En su carrera ha ganado 11 premios Cóndor de Plata.

Olivera, por su parte, es otro de los históricos, que supo ponerse detrás de cámara en Buenos Aires Rock, No habrá más penas ni olvido y La noche de los lápices, entre muchas otras.

José Luis Díaz lleva 30 años de trayectoria como sonidista y cuenta en su curriculum títulos como Samy y yo, Kamchatka, Metegol, Corazón de león, Relatos salvajes y Permitidos.

Los elegidos del cine argentino para sumarse este año a la Academia pasarían a engrosar una lilsta que incluye a Norma Aleandro, Juan José Campanella, Luis Puenzo, entre otros.